Tres considerandos en torno al «Camino» en Japón

UNO

Desde mi humilde punto de vista, creo que la situación del Camino Neocatecumenal en Japón se trata de un auténtico “choque de trenes”.

Por una parte, la conferencia episcopal japonesa, imbuida de una aculturación muy marcada, ha predicado el cristianismo de una forma que, parece ser, está muy condicionado por las tradiciones locales.

Por otra, el Camino Neocatecumenal, imbuido de un estilo muy propio, ha predicado el cristianismo de una forma que, parece ser, está muy condicionada por unas tradiciones harto diferentes, especialmente en las formas de tratamiento social de los catecúmenos de más edad.

Ambos alegan en su favor que el Concilio Vaticano II defiende y alienta sus respectivas formas de predicar la Fe en Cristo.

Siendo eso cierto, creo, sin embargo, que ambos tendrán que aprender a convivir en la misma Iglesia de Cristo bajo la autoridad del Papa. En ese sentido, la conferencia episcopal japonesa habrá de actuar con rapidez para terminar con cualquier posible malentendido en lo que a la actuación de Mons. Osamu Mizobe se refiere. Y, además, ambas partes tendrán que aprender a convivir atemperando sus respectivas particularidades.

DOS

En ninguno de los dos casos se trata de un problema nuevo. Tampoco se trata de un problema exclusivamente ligado al Camino Neocatecumenal o a la conferencia episcopal japonesa. Lo nuevo es que se hayan juntado dos problemas tan difíciles de resolver. Uno está relacionado con la forma de actuar de las conferencias episcopales. El otro está relacionado con la forma de actuar de las órdenes religiosas y los movimientos de fieles.

No creo que haga falta recordar cuál es la situación en la que, por desgracia, se encuentran tantas conferencias episcopales. Unas no aceptan los nombramientos a las sedes episcopales y, tras rechazarlos, advierten al mismísimo Papa que, en adelante, le van a “monitorizar”. Otras, se niegan a aplicar la traducción del “pro multis” como “por muchos”, dando largas y más largas, al punto de justificar su negativa por una cuestión ¡de tradición! Finalmente, la práctica totalidad de conferencias episcopales se niega a fomentar la comunión en la boca.

Tampoco creo que haga falta comentar cuál es la situación en la que se halla la vida consagrada. No sólo se trata de que haya muchos teólogos de muchas órdenes que ejerzan la docencia de un magisterio muy poco ortodoxo. Es que, además, las propias órdenes se niegan a ser sujetadas. Ése, entre otros, es el problema que se está encontrando la visitación apostólica en los conventos de Estados Unidos.

Finalmente, tampoco creo que haga falta comentar cuál es la situación en la que se hallan algunos movimientos, empezando por Opus Sanctorum Angelorum, siguiendo por Lumen Dei y llegando a la Legión de Cristo/Regnum Christi,El Sodalicio de vida Cristiana (fundado por Germán Doig).

Según mi pobre modo de ver, por un lado urge reforzar la autoridad de los obispos individualmente. Urge desmontar los entramados curiales de las conferencias episcopales, que tantas veces “tuercen el brazo” a nuestros pastores. Y también urge reforzar la autoridad individual de los obispos frente a las congregaciones, movimientos, prelaturas y prioratos que trabajan en las diócesis.

Pero, por otro lado, urge también exhortar a nuestros pastores a que ejerzan su autoridad en los seminarios de la diócesis. Y, también urge exhortarles a que ayuden al Papa en su tarea de gobernar la nave de la Iglesia.

TRES

Pero para que todo eso sea posible sin caer en un reglamentarismo positivista, creo que la Secretaría de Estado del Vaticano debería estar a las órdenes de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, y no al revés. Así evitaríamos la tendencia del entramado curial de la Santa Sede a “torcer el brazo del Papa”, tendencia que, por desgracia, tanto hubo de sufrir Juan Pablo II, empezando en el caso Marcinkus y terminando con el caso Maciel.

A modo de ejemplo, mientras la Secretaría de Estado se encargó del asunto Lefebvre, todo fue un desastre. Cuando, por fín, cuatro años después, actuó la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, todo fue muchísimo mejor aunque, por desgracia, no lo suficiente.

Esperemos que esta vez no pase lo mismo. No creo que la conferencia episcopal japonesa se rebele en pleno. Sin embargo, sí creo posible Dios no lo quiera- la rebelión de alguno de sus miembros. Especialmente la de Mons. Osamu Mizobe.

En ese caso, estoy convencido de que la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe podría obtener mejores resultados que la Secretaría de Estado. Tendría que hacer ver a Mons. Osamu Mizobe que, desde un punto de vista estrictamente doctrinal, el Camino Neocatecumenal es plenamente ortodoxo y que, por tanto, los fieles de su diócesis son libres de adscribirse o no a él.

Pero también tendría que hacer ver al Camino Neocatecumenal que, desde un punto de vista estrictamente canónico, son los ordiarios quienes detentan la potestad y la autoridad en sus respectivas diócesis. Y que es comprensible que, al tratarse de pequeñas comunidades católicas, no siempre esté bien vista la acción de un grupo que tiene una tendencia muy marcada a realizar sus propias celebraciones litúrgicas independientemente del resto de las comunidades parroquiales en las que supuestamente se hallan insertos.

http://www.ucanews.com/2011/02/17/problems-with-the-neocatechumenal-way

Esperemos que todo  este asunto acabe redundando en el bien de las almas.

Mater Ecclesiae, Ora pro nobis!

ADVENIAT REGNVM TVVM

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Reflexiones en torno a una definición de Infierno.

El Infierno no ocurre por la ausencia de Dios sino porque el hombre se autoexcluye definitivamente de la comunión con Dios.
http://www.corazones.org/diccionario/infierno.htm

El Infierno no es un determinado lugar físico. Igual que la “resurrección de la carne” y el Cielo, es un lugar cuya ubicación no puede identificarse dentro de las coordenadas espacio temporales del universo creado por Dios tal y como ahora lo percibimos. Por eso, hasta hace bien poco, podía decirse sin temor a ninguna discusión teológica que:

“El infierno es un lugar y estado de eterna desdicha en que se hallan las almas de los réprobos.”

Ludwig Ott: “Manual de Teología Dogmática”.
http://www.mercaba.org/TEOLOGIA/OTT/693-725_escatologia.htm

Sin embargo, desde que Adrienne von Speyr (1902-1967) y su director espiritual, S.E.R. Hans Urs von Balthasar, S.J. (1905-1988), postularon la hipótesis teológica de que el Infierno sólo es un estado, es cada vez más controvertido enunciar esa definición de Ludwig Ott. Parece como si la hipótesis teológica Speyr-Balthasar se hubiera convertido en una certeza doctrinal.

Si el Infierno es “el estado que consiste en el rechazo definitivo de Dios“, y el pecado es “el estado que consiste en el rechazo de Dios”, entonces el Infierno no es nada más que la continuación del estado en el que han vivido los pecadores que han muerto sin arrepentimiento. Con ese corolario, no es de extrañar que a ningún pecador le asuste el Infierno. Especialmente si, además, resulta que hasta es posible que pueda estar vacío.

Mons. Melchor Cano, O.P. (1509-1560) en “De locis theologicis”, explica que las diez fuentes para la demostración teológica son la Sagrada Escritura, la Tradición Apostólica, la autoridad de la Iglesia Católica, la autoridad de los Concilios ecuménicos, la autoridad del Sumo Pontífice, la doctrina de los Padres de la Iglesia, la doctrina de los doctores escolásticos y canonistas, la verdad racional humana, la doctrina de los filósofos y la historia.

“De locis theologicis” en latín:
http://docs.google.com/viewer?url=http://www.documentacatholicaomnia.eu/03d/1509-1560,_Cano_Melchior,_De_Locis_Theologicis,_LT.pdf

Edición española en la editorial BAC:
http://www.bac-editorial.com/ficha.php?id=13537

Dos reseñas a la edición española en la editorial BAC:
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=7587
http://www.nodulo.org/ec/2007/n061p18.htm

Obra completa de Melchor Cano (2 vol.) en latín:
http://books.google.es/books?id=zQMrAfWRjTUC&printsec=frontcover
http://books.google.es/books?id=VWBCayW_OloC&printsec=frontcover

Apliquemos algunas fuentes de demostración teológica a la definición hipotética de Infierno sólo como estado:

i) Oratio Dominica:

“Padre nuestro que estás en los Cielos…
venga a nosotros Tu Reino

ii) Símbolo Apostólico, y Símbolo Atanasiano (Quicumque):

“… descendió a los Infiernos… (todo lo que, no siendo el Cielo, tampoco es el Infierno)
subió a los Cielos..
desde allí…”

iii) Símbolo Niceno:

“… y subió al Cielo…”

iv) Rosario:

Segundo Misterio de Gloria:

“La Ascensión del Señor en cuerpo y alma a los Cielos”.

Cuarto Misterio de Gloria:

“La Asunción de Nuestra Señora en cuerpo y alma a los Cielos”

v) Oración de León XIII a San Miguel:

“… por el Poder Divino arroja al Infierno a Satanás…”

vi) Constitución dogmática “Lumen gentium“:

“Así, terminada la única carrera que es nuestra vida en la tierra, mereceremos entrar con Él en la boda y ser contados entre los santos y no nos mandarán ir, como siervos malos y perezosos, al fuego eterno, a las tinieblas exteriores, donde ‘habrá llanto y rechinar de dientes’ (LG 48)”.

vii) La segunda edición del C.I.C.:

§1033: “Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de Él para siempre por nuestra propia y libre elección.”

§1034: “Jesús anuncia en términos graves que “enviará a sus ángeles que recogerán a todos los autores de iniquidad…, Y los arrojarán al horno ardiendo” (Mt 13, 41-42), y que pronunciará la condenación:” ¡Alejaos de mí, malditos, al fuego eterno!” (Mt 25, 41).”

§1035: “Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los Infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del Infierno, “el fuego eterno” (cf DS 76; 409; 411; 80 1; 858; 1002; 135 1; 1575; SPF 12). La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira.”

§1037: “Dios no predestina a nadie a ir al Infierno (cf DS 397; 1567); para que eso suceda es necesaria una aversión voluntaria a Dios (un pecado mortal), y persistir en él hasta el final.”

viii) Visión del Infierno de Santa Teresa de Jesús (1515-1582), doctora de la Iglesia (Libro de la Vida, inicio del Cap. XXXI):

“Después de mucho tiempo que el Señor me había hecho ya muchas de las mercedes que he dicho y otras muy grandes, estando un día en oración me hallé en un punto toda, sin saber cómo, que me parecía estar metida en el Infierno. Entendí que quería el Señor que viese el lugar que los demonios allá me tenían aparejado y yo merecido por mis pecados. Ello fue en brevísimo espacio; mas aunque yo viviese muchos años, me parece imposible olvidárseme.

Parecíame la entrada a manera de un callejón muy largo y estrecho, a manera de horno muy bajo y oscuro y angosto; el suelo me pareció de un agua como lodo muy sucio y de pestilencial olor y muchas sabandijas malas en él; al cabo estaba un concavidad metida en la pared, a manera de una alacena, adonde me vi meter en mucho estrecho…

Estando en tan pestilencial lugar, tan sin poder esperar consuelo, no hay sentarse ni echarse, ni hay lugar, aunque me pusieron en éste como agujero hecho en la pared; porque estas paredes, que son espantosas a la vista, aprietan ellas mismas, y todo ahoga. No hay luz, sino todo tinieblas oscurísimas. Yo no entiendo cómo puede ser esto, que con no haber luz, lo que a la vista ha de dar pena, todo se ve.”

http://www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/div.htm

ix) Meditación de San Roberto Belarmino (1542-1621), Doctor de la Iglesia, “The Mind’s Ascent to God by the Ladder of Created Things” (Robert Bellarmine: Spiritual Writings, Classics of Western Spirituality, Paulist Press, 1988, Chap. IV, pp. 219-221):

“It remains for us to consider the justice that God exercises by punishing sinners in the deepest abyss of Hell. If we do this carefully and attentively, we will understand how true are the words of the Apostle: “It is a fearful thing to fall into the hands of the living God” (Heb 10:31)

Regarding the present life, Isaiah says: “In the acceptable time I have heard you, and the day of salvation I have helped you (Is 49:8). Explaining this in his Second Letter to the Corinthians, the Apostle says: “Behold, now is the acceptable time; behold, now is the day of salvation” (2 Cor 6:2).

As for the future time that will come after this life, Zephaniah exclaims, “That day is a day of wrath, a day of tribulation and anguish, a day of calamity and misery, a day of darkness and obscurity, a day of clouds and whirlwinds, a day of trumpets and alarm” (Zep1:15-16). Not only all sins will be punished, but they will be punished with horrendous and dreadful torments, which will be so massive that now they can hardly be imagined by men.

Just as “no eye has seen, nor ear has heard nor has entered into human heart that what God had prepared for those who love Him” (Is 64:4; 1 Cor 2:9), so also no human eye has seen nor ear heard nor has it entered into the heart of man what God had prepared for His enemies.

Indeed, the punishment of sinners in Hell will be many and complete, that is, unmixed with any consolations, and, what infinitely increases their misery, they will be everlasting.

They will be many, I say, because each of the faculties of the soul and each of the five senses of the body will have its torments.

Weigh the words of this sentence of the Supreme Judge that is found in the Gospel, “Depart from me, accursed ones, into the eternal fire” (Mt 25:41). “Depart from Me,” he says, that is, move away from the fellowship of the blessed, remain deprived forever of the vision of God, which is the highest and essential happiness and ultimate end for which you were created.

“Accursed ones,” that is, cherish no further hope for any kind of blessing; you are deprived of any life of grace, any hope of salvation; the water of wisdom will no more rain upon you, nor the dew of good inspirations. No longer will the ray of celestial light enlighten you, nor will the grace of repentance sprout in you, nor the flower of charity nor the fruit of good works. He who comes from on High (Lk 1:78) will never again visit you from that moment on; you will lack, not only spiritual goods but also material ones, not only eternal benefits but also temporal ones. For you there will be no riches, no pleasures, no consolation, but you will be like the fig tree that I cursed, which immediately dried up, roots and all (Mt 21:19).

He says, “Into the fire,” that is, into the furnace of blazing and inextinguishable fire which will take hold not of one member, but of all your members at the same time and burn them with the sharpest pain.

“Everlasting,” that is, into the fire which does not need to be fed with wood to keep burning forever, but is whipped up by the breath of Almighty God so that as your guilt will never be destroyed, so there will never be an end to your punishment.

Rightly then does the prophet Isaiah exclaim, “Which of you can dwell inside a devouring fire? Which of you can dwell amidst the eternal flames?” (Is 33:14) By this he says that absolutely no one can support that fire patiently, but the damned will be forced against their will to bear it in impatience, anger and despair.

He adds: “Their worm shall not die, and their fire shall not be quenched” (Is 66:24). These words are repeated more than once by Our Lord in St. Mark’s Gospel (Mk 9:43, 45, 47). Their remorse of the conscience will increase with the memory of the times when the sinners, had they wanted, could have escaped those punishments with a little effort and enjoyed the everlasting joys of Paradise.

No one should think that the damned ones can find a little relief by walking about and changing their places. Hear what the Lord Himself says: “Bind his hands and feet, and cast him forth into the darkness outside where there will be weeping and the gnashing of teeth” (Mt 22:13).

Therefore, those wretches, bound hand and foot by eternal chains, will lie forever in the same place, deprived of the light of the sun, moon and stars, scorched by burning fire, weeping and lamenting and gnashing their teeth in their fury and despair.

Those who will be thrust down into that place full of horror will suffer not only the most terrible pain in the eternal fire, but also the absolute privation of all things, as well as shame and disgrace full of acute embarrassment and confusion. Indeed, in a flash they will lose their palaces, fields, vineyards, flocks, oxen, clothing, as well as their gold, silver and precious gems, and will be reduced to such destitution that the rich banqueter will desire and beg for a drop of cold water, but will not be heard (Lk 16:24-26). …

If what we have said about the loss of all goods, both heavenly and earthly, and about the bitter pains, ignominy and shame, were to have an end or at least were mixed with some sort of consolation or relief, as it happens with all the miseries of this life, then they might be considered tolerable in some way. However, it is absolutely certain and beyond any doubt that, just as the happiness of the blessed will be perpetual and without any afflictions, so the unhappiness of the damned will last forever without any relief.

Those who do not make every effort to attain to the Kingdom of Heaven and eternal happiness, regardless of any trials and dangers and shame and death, which the Apostle calls light and passing (2 Cor 4:17), must indeed be blind men and fools.”

xi) Narración realizada por Louis Gaston de Sègur (P. J. Kelly: “So high the Price”, Boston: St. Paul Editions, 1968, pp.15-17):

“The first happened in my own family at, at Moscow to be exact, shortly after the terrible Napoleonic campaign of 1812. My mother’s father, Count Rostopchin, military governor of the city, was a close friend of the celebrated General Count Orloff, famed for his valor no less than for his scorn of religion. “Yet,” Orloff would sometimes remark, “suppose there is something on the other side of the grave?”

On one occasion, another general, whom we shall call General V, replied, “Well, if there should be something, the first of us to die will return to warn the other. Are we agreed?” “Agreed,” replied Count Orloff. And they gave each other their word of honor.

A few weeks later, fierce fighting broke out, one of those long-feared wars which Napoleon was so capable of starting. The Russian army moved to the front and General V, receiving orders to take over an important port, left immediately.

Early one morning two or three weeks after he left Moscow, my grandfather was dressing when the door of his room was suddenly thrown open and Count Orloff in rushed, his eyes wild, his hair uncombed and his face white.

“Orloff! What are you doing here at this hour? And in such a fog? What is the matter with you? What has happened?”
“Friend,” gasped Orloff, “I think I am losing my mind. I saw General V.” “General V? Oh, is he back”

“No!” cried Orloff, throwing himself upon a couch and burying his head in his hands. “No, he has not returned and that is why I am so shaken up.”

My grandfather could understand nothing, and he tried to calm the man.“Come now,” he said, “tell me what happened and what this means.”

With an obvious effort to gain control of himself, Count Orloff told his story: “Not long has passed, Rostopchin, since General V and I swore to each other that the first of us to die would return to tell the other, should there be something after death. This morning, while I was lying peacefully in bed, without thinking of him at all, I saw General V before me, just a few feet away. He was standing and his face was deathly white. With his right hand over his heart, he said to me ‘There is a hell, and I am in it!’ With that he disappeared. I ran right over to you, almost out of my mind! Ah, what a ghastly experience! I don’t know what to think of it.”

My grandfather tried to convince him that it had been a hallucination, a trick of his imagination. He attempted to make him believe that he had been dreaming; that those extraordinary, inexplicable things were to be put out of his mind. He did his utmost to convince him with arguments which in themselves were worthless, but which generally constitute the consolation of strong souls. At last, he took the Count back to his own house.

Ten or twelve days later, a war report brought to my grandfather among other news, the account of General V’s death.

The very morning of that memorable day in which Count Orloff had seen and heard him, at the exact time in which he had appeared to him in Moscow, the wretched general had been shot and instantly killed. “

xi) Visión del Infierno de Santa Faustina Kowalska, SCTJM (1905-1938):

“Hoy, fui llevada por un ángel a las profundidades del infierno. Es un lugar de gran tortura; ¡qué imponentemente grande y extenso es! Los tipos de torturas que vi: la primera que constituye el infierno es la pérdida de Dios; la segunda es el eterno remordimiento de conciencia; la tercera es que la condición de uno nunca cambiará; (160) la cuarta es el fuego que penetra el alma sin destruirla; es un sufrimiento terrible, ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por el enojo de Dios; la quinta tortura es la continua oscuridad y un terrible olor sofocante y, a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros y ven todo el mal, el propio y el del resto; la sexta tortura es la compañía constante de Satanás; la séptima es la horrible desesperación, el odio de Dios, las palabras viles, maldiciones y blasfemias. Éstas son las torturas sufridas por todos los condenado juntos, pero ése no es el extremo de los sufrimientos. Hay torturas especiales destinadas para las almas particulares. Éstos son los tormentos de los sentidos. Cada alma padece sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la forma en que ha pecado. Hay cavernas y hoyos de tortura donde una forma de agonía difiere de otra. Yo me habría muerto ante la visión de estas torturas si la omnipotencia de Dios no me hubiera sostenido.

Debe el pecador saber que será torturado por toda la eternidad, en esos sentidos que suele usar para pecar. (161) Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma pueda encontrar una excusa diciendo que no hay ningún infierno, o que nadie ha estado ALLÍ, y que por lo tanto nadie puede decir cómo es. Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, He visitado los abismos del Infierno para que pudiera hablar a las almas sobre él y para testificar sobre su existencia. No puedo hablar ahora sobre él; pero he recibido una orden de Dios de dejarlo por escrito. Los demonios estaban llenos de odio hacia mí, pero tuvieron que obedecerme por orden de Dios. Lo que he escrito es una sombra pálida de las cosas que vi. Pero noté una cosa: que la mayoría de las almas que están allí son de aquéllos que descreyeron que hay un infierno. Cuando regresé, apenas podía recuperarme del miedo. ¡Cuán terriblemente sufren las almas allí! Por consiguiente, oro aun más fervorosamente por la conversión de los pecadores. Suplico continuamente por la misericordia de Dios sobre ellos.”

xii) El Nuevo Testamento:

01.- “Si, pues, tu ojo derecho te escandaliza, sácatelo y arrójalo de tí, porque mejor es que perezca uno de tus miembros que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehenna. Y si tu mano derecha te escandaliza, córtatela y arrojala de ti, porque mejor te es que uno de tus miembros perezca que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la Gehenna.” (Mt.5:29-30)

02.- “Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡Qué estrecha la puerta y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran” (Mt.7:13-14)

03.- “Os digo, pues, que del Oriente y del Occidente vendrán y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el Reino de los Cielos, mientras que los hijos del reino serán arrojados a las tinieblas exteriores, donde habrá llanto y crujir de dientes” (Mt.8:11-12)

04.- “No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, que al alma no pueden matarla; temed más bien a aquel que puede perder el alma y el cuerpo en la Gehenna” (Mt.10:28)

05.- “Y tú, Cafarnaum, ¿Te levantarás hasta el Cielo? Hasta el Infierno serás precipitada” (Mt.11:23)

06.- “Enviará el Hijo del hombre a sus ángeles y recogerán de Su Reino todos los escándalos y a todos los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego, donde habrá llanto y crujir de dientes.” (Mt.13:41-42)

07.- “Así será a la consumación del mundo: saldrán los ángeles y separarán a los malos de los justos, y los arrojarán al horno de fuego; Allí habrá llanto y crujir de dientes” (Mt.13:49-50)

08.- “Las puertas del Infierno no prevalecerán contra ella” (Mt.16:18)

09.- “Si tu mano o tu pie te escandaliza, córtatelo y échatelo de tí, que mejor te es entrar en la vida manco o cojo, que con manos y pies ser arrojado al fuego eterno. Y si tu ojo te escandaliza, sácatelo y échatelo de tí, que más te vale entrar con un solo ojo en la vida que con ambos ojos ser arrojado en la Gehenna de fuego.” (Mt.18:8-9)

10.- “Entrando el Rey para ver a los que estaban a la mesa, vio allí a un hombre que no llevaba traje de boda, y le dijo: ‘Amigo ¿Cómo has entrado aquí sin el vestido de boda?’ Él enmudeció. Entonces el Rey dijo a sus ministros: ‘Atadle de pies y manos y arrojadle A las tinieblas exteriores; allí habrá llanto y crujir de dientes.”” (Mt.22:11-13)

11.- “Pero si el mal siervo dijera para sus adentros: Mi amo tardará, y comenzare a golpear a sus compañeros y a comer y beber con borrachos, vendrá el amo de ese siervo del día que menos lo espera y a la hora que no sabe, y le separará y le asignará su suerte con los hipócritas; allí habrá llanto y crujir de dientes” (Mt.24:48-51)

12.- Quitadle el talento y dádselo al que tiene diez, porque al que tiene se le dará y abundará; pero a quien no tiene, aun lo que tiene se le quitará, y a ese siervo inútil echadle a las tinieblas exteriores; allí habrá llanto y crujir de dientes” (Mt.25:28-30)

13.- “¡Alejaos de mí, malditos, al fuego eterno!” (Mt.25:41)

14.- “Si tu mano te escandaliza, córtatela; mejor te será entrar manco en la vida que con ambas manos ir a la Gehenna, al fuego inextinguible, donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga. Y si tu pie te escandaliza, sácatelo; mejor te es entrar tuerto en el Reino de Dios que con ambos ojos ser arrojado a la Gehenna, donde ni el gusano muere ni el fuego se apaga.” (Mc.9:43-48)

15.- “Y tú, Cafarnaum, ¿Te levantarás hasta el Cielo? Hasta el Infierno serás abatida” (Lc.10:15)

16.- “Yo veía a Satanás, como un rayo, que caía del Cielo” (Lc.10:18)

17.- “Yo os mostraré a quién habéis de temer; temed al que, después de haber dado la muerte, tiene poder para echar en la Gehenna. Sí, yo os digo que temáis a ése.” (Lc.12:5)

18.- “Esforzaos a entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos serán los que busquen entrar y no podrán; una vez que el amo de casa se levante y cierre la puerta, os quedaréis fueraAllí habrá llanto y crujir de dientes, cuando viereis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, mientras vosotros sois arrojados fuera.” (Lc.13:24-25;28-29)

19.-  “El siervo le dijo: ‘Señor está hecho lo que mandaste y aún queda lugar’, y dijo el amo al siervo: ‘Sal a los caminos y a los cercados, y obliga a entrar para que se llene mi casa'” (Lc.14:22-23)

20.- “En el Infierno, en medio de los tormentos, levantó sus ojos y vio a Abraham desde lejos y a Lázaro en su seno. Y, gritando, dijo: ‘Padre Abraham, ten piedad de mí y envía a Lázaro para que, con la punta del dedo mojada en agua, refresque mi lengua, porque estoy atormentado en estas llamas’. Dijo Abraham: ‘Hijo, acuérdate de que recibiste ya tus bienes en vida y Lázaro recibió males, y ahora él es aquí consolado y tú eres atormentado. Además, entre nosotros y vosotros hay un gran abismo, de manera que los que quieren atravesar de aquí a vosotros no pueden, ni tampoco pasar de ahí a nosotros.” (Lc.16:23-26)

21.- “Porque no abandonarás mi alma en el Hades” (Act.2:27)

22.- “[el patriarca David] con visión anticipada habló de la Resurrección de Cristo, que no sería abandonado en el Hades” (Act.2:31)

23.- “tomando venganza en llamas de fuego sobre los que desconocen a Dios y no obedecen el Evangelio de nuestro Señor Jesús. Esos serán castigados a la eterna ruina, lejos de la Faz del Señor y de la Gloria de Su Poder” (2Tes.1:8-9)

24.- “Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que, precipitados en el Tártaro, los entregó a las cabernas tenebrosas” (2Pe.2:4)

25.- “Conozco… dónde está el trono de Satán”… donde Satán habita” (Ap.2:13)

26.- “Y fue lanzado fuera aquel gran dragón, la serpiente antigua, que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo; fue arrojado en tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Ap.12:9)

27.- “Y prendió al dragón, aquella serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y le ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y le encerró” (Ap.20:2-3)

28.- “cuando los mil años fueren cumplidos, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá” (Ap.20:7-8)

29.- “Y el Diablo que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde está la bestia y el falso profeta” (Ap.20:10)

30.- “el que no fue hallado escrito en el libro de la vida, fue lanzado en el lago de fuego” (Ap.20:15)

31.- “Los cobardes, los infieles, los abominables, los homicidas, los fornicadores, los hechiceros, los idólatras y todos los embusteros tendrán su parte en el estanque, que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte.” (Ap.21:8)

Estamos lejos de encontrarnos ante doctrina segura que haya sido teológicamente probada. La hipótesis teológica sostenida por Adrienne von Speyr (1902-1967) y su director espiritual, S.E.R. Hans Urs von Balthasar, S.J. (1905-1988), sigue siendo sólo eso: una hipótesis teológica. Como la del Infierno vacío (entendiendo como tal, según von Balthasar, un “estado” posiblemente no aplicado a nadie).

La cuestión no es tanto saber si realmente el Infierno únicamente es un estado sino poder distinguir entre doctrina segura, revelada o teológicamente probada, e hipótesis teológica. De momento, decir que el Infierno no es un lugar teológico es una mera hipótesis teológica. Ni más, ni menos.

Hipótesis teológica descrita por Juan Pablo II en la Audiencia del viernes 28 de julio de 1999, y recordada por Benedicto XVI en la homilía de la Santa Misa de la Solemnidad de la Asunción de la Virgen María en la parroquia de Villanova de Castel Gandolfo el domino 20 de agosto de 2010.

PS: Respecto a las penas del Purgatorio que sufren las ánimas benditas, no deberíamos de dejar de leer, reeler y meditar el sermón de San Leonardo de Porto Maurizio “The Little Number of Those Who Are Saved”, y el opúsculo del p. Paul O’Sullivan (escrito bajo el seudónimo EDM: l’Enfant de Marie), “Léeme o laméntalo”.

Para más información sobre el Purgatorio y el Infierno desde las perspectivas tradicional y progresista, léase What Are the Progressivist Concepts of Hell & Purgatory?

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

11 documentos en torno a las «charlas fraternas»

Mientras la Santa Sede no se pronuncie, no tenemos otro remedio que dejar hablar a los textos:

[-1.-] CDC §630:

§ 1. LOS SUPERIORES RECONOZCAN A LOS MIEMBROS LA DEBIDA LIBERTAD POR LO QUE SE REFIERE AL SACRAMENTO DE LA PENITENCIA Y A LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL, sin perjuicio de la disciplina del instituto.

§ 2. De acuerdo con la norma del derecho propio, los Superiores han de mostrarse solícitos para que los miembros dispongan de confesores idóneos, con los que puedan confesarse frecuentemente.

§ 3. EN los monasterios de monjas, casas de formación y COMUNIDADES LAICALES más numerosas, HA DE HABER CONFESORES ORDINARIOS APROBADOS POR EL ORDINARIO DEL LUGAR, después de un intercambio de pareceres con la comunidad, PERO SIN IMPONER LA OBLIGACIÓN DE ACUDIR A ELLOS.

§ 4. Los superiores no deben oír las confesiones de sus súbditos, a no ser que éstos lo pidan espontáneamente.

§ 5. Los miembros deben acudir con confianza a sus Superiores, a quienes pueden abrir su corazón libre y espontáneamente. Sin embargo, SE PROHIBE A LOS SUPERIORES INDUCIR DE CUALQUIER MODO A LOS MIEMBROS PARA QUE LES MANIFIESTEN SU CONCIENCIA.

http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P20.HTM

[-2.-] Decreto "Quem ad modum", de 17-XII-1890, del Papa León XIII:

1. SU SANTIDAD IRRITA, ABROGA, Y EN ADELANTE DECLARA DE NINGÚN VALOR CUALESQUIERA DISPOSICIONES de las Constituciones de las Pías Uniones, de los Institutos (…) AÚN DE VARONES LAICOS DE CUALQUIER TIPO, AUNQUE HUBIERAN RECIBIDO LA APROBACIÓN DE LA SEDE APOSTÓLICA DE CUALQUIER FORMA, TAMBIÉN LA QUE SUELE LLAMARSE ESPECIALÍSIMA, SOBRE ESTE ASPECTO: A SABER, EN CUANTO REGULAN, POR SU NOMBRE Y DE CUALQUIER OTRO MODO, LA MANIFESTACIÓN ÍNTIMA DE LA CONCIENCIA Y DEL CORAZÓN. Y así, por esta causa, a los Directores o Directoras de ese tipo de Institutos, de Congregaciones y Sociedades, se les impone seriamente la carga de suprimir del todo las mencionadas disposiciones, y eliminarlas totalmente de las propias Constituciones, Directorios o Manuales. Igualmente irrita y suprime cualesquiera usos sobre esta materia o costumbres aun inmemoriales…

2. … A LOS MENCIONADOS SUPERIORES O SUPERIORAS DE CUALQUIER GRADO O PREEMINENCIA, RIGUROSAMENTE SE LES PROHÍBE QUE INDUZCAN A SUS SÚBDITOS DIRECTA O INDIRECTAMENTE, POR PRECEPTO, CONSEJO, MIEDO, AMENAZAS O HALAGOS, A QUE LES HAGAN A ELLOS MISMOS UNA MANIFESTACIÓN DE LA CONCIENCIA DE ESE TIPO. Y, correlativamente, SE MANDA A LOS SÚBDITOS QUE ANTE LOS SUPERIORES MAYORES DENUNCIEN A LOS SUPERIORES MENORES QUE A ELLOS OSARAN INDUCIRLOS A TALES CONDUCTAS. Y, SI LOS INDUCTORES FUESEN EL DIRECTOR O LA DIRECTORA GENERAL, QUE ELLOS HAGAN LA DENUNCIA ANTE ESTA SAGRADA CONGREGACIÓN.

http://exopus.wordpress.com/indice/varios/decreto-%C2%ABquemadmodum%C2%BB-de-leon-xiii-17-xii-1890/

[-3.] Cardenal Josef Ratzinger: “La Sal de la tierra. Cristianismo e Iglesia católica ante el nuevo milenio. Una conversación con Peter Seewald”, Madrid: Ediciones Palabra, 1997, pp. 110-112 (espero que la contextualización de las declaraciones del cardenal Josef Ratzinger sea suficiente):

Pregunta de Peter Seewald: “Ya que hablamos de textos antiguos, ¿ha encontrado algún secreto en los sótanos de la Santa Inquisición? ¿Existe alguno que no deba conocerse?”

Respuesta del Cardenal Josef Ratzinger: “Los «sótanos» de la Santa Inquisición ahora son nuestro archivo, si lo queremos llamar por su nombre; no tenemos ninguna otra clase de sótanos… Existen secretos que no podrán ser revelados porque muchas cosas se han tratado bajo el secreto de confesión y, por lo tanto, están protegidas por este secreto. Están celosamente guardados en una caja fuerte especial y no se darán a conocer nunca.”

P: “Pero, si son secretos de confesión, ¿cómo es que están por escrito y guardados [en el Archivo Vaticano]?”

R: "NO SE TRATA DE CONFESIONES EN EL SENTIDO ESTRICTO DE LA PALABRA, PERO SU CONTENIDO PERTENECE AL ÁMBITO DE LA CONCIENCIA Y, POR TANTO, DEBEN TENER EL MISMO TRATO QUE EL SECRETO DE CONFESIÓN. Con eso quiero decir que, cuando alguien comete un error teológico, se puede hablar también en público, pero no sucede lo mismo con problemas morales de carácter profundamente personal."

(…)

P: “Y el círculo de personas que conocen esos secretos, ¿es conocido?, ¿se sabe cuántos son?”

R: “Claro que se sabe, tres, no más de cuatro personas.”

http://www.mercaba.org/Benedicto%2016/la_sal_de_la_tierra_1.htm

[-4.-] “Experiencias de los Consejos Locales”, Roma: 2005, p.19:

"LOS DOCUMENTOS Y ESCRITOS REFERENTES A LA FORMACIÓN CRISTIANA, NO TIENEN COMO ÚNICO FIN LA AYUDA A LOS PROPIOS DIRECTORES: SON DOCTRINA VIVA Y CLARA PARA TODOS. POR ESO, LOS MIEMBROS DEL CONSEJO LOCAL NO SE LIMITAN A LEERLOS Y MEDITARLOS A FONDO, SINO QUE CONSIDERAN TAMBIÉN CÓMO TRANSMITIR SU CONTENIDO EN CLASES DE FORMACIÓN, CHARLAS PERSONALES, etc.; y lo mismo hacen los sacerdotes, en su predicación. Con el estudio permanente —responsabilidad grave de todos los Directores, a cualquier nivel—, se facilita conservar en la memoria los criterios básicos y las experiencias para desempeñar la propia tarea con esmero, evitando omisiones, improvisaciones o pérdidas de tiempo."

http://www.opuslibros.org/libros/Excl2005/I.htm

[-5.-] “Experiencias sobre el modo de llevar charlas fraternas”, Roma: 2001, p. 10:

"LOS DIRECTORES LAICOS Y LAS DIRECTORAS, cuando reciben la Confidencia, IMPARTEN DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL EN SENTIDO ESTRICTO, aunque necesitan la colaboración de sus hermanos sacerdotes (de nuestro Padre, Carta 28-III-1955, n. 33). ¿Quién es, por tanto, el Buen Pastor en la Obra? El Director -la Directora, en la Sección femenina- y el sacerdote. No éste o aquél, sino el Director, cualquiera que sea; y del mismo modo, el sacerdote de la Obra, quienquiera que sea (ibid., n. 14)."

http://www.opuslibros.org/libros/Expchfr/I_Consideraciones.htm

[-6.-] “Catecismo de la Obra”, 7ª ed., Roma: 2003, n. 214. (escaneado directamente a partir del original):

"214. -¿A QUIÉN CORRESPONDE LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL, EN CUANTO A LA CONDUCTA EXTERIOR DE LOS FIELES?

LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL, EN CUANTO A LA CONDUCTA EXTERIOR DE LOS FIELES DEL OPUS DEI, Y SÓLO EN LO REFERENTE AL ESPÍRITU DE LA OBRA Y A LOS APOSTOLADOS, CORRESPONDE AL CONSEJO LOCAL."

http://www.opuslibros.org/libros/Catecismo/Catecismo_OpusDei.pdf

[-7.-] “Catecismo de la Obra”, 7ª ed., Roma: 2003, n. 215. (escaneado directamente a partir del original):

"215. -¿QUIÉNES EJERCEN LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL, EN CUANTO A LAS DISPOSICIONES INTERIORES?

EJERCEN LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL, EN CUANTO A LAS DISPOSICIONES INTERIORES, LOS DIRECTORES y los sacerdotes de la Obra. Dejando completamente a salvo la libertad de las conciencias de LOS FIELES DE LA OBRA, SU BUEN ESPÍRITU LES MUEVE A TENER LA DIRECCIÓN ESPIRITUAL PERSONAL CON EL DIRECTOR O CON LA DIRECTORA LOCAL, y con el sacerdote designado para atender cada Centro. Pueden siempre dirigirse, además, a otro sacerdote de la Prelatura; y, por escrito y directamente, al Padre."

http://www.opuslibros.org/libros/Catecismo/Catecismo_OpusDei.pdf

[-8.-] “Experiencias de las labores apostólicas”, Roma: 2003, p. 68:

"LOS CONSEJOS LOCALES tramitan estos asuntos con especial diligencia, y VELAN —A TRAVÉS DE LA CHARLA FRATERNA— PARA QUE LOS INTERESADOS ACTÚEN en todo momento como padres de familia numerosa y pobre: en… una entrega sin reservas ni condiciones."

http://www.opuslibros.org/libros/Expla/Parte_I.htm#desprendimiento

[-9.-] CDC §220:

"A NADIE LE ES LÍCITO lesionar ilegítimamente la buena fama de que alguien goza, ni VIOLAR EL DERECHO DE CADA PERSONA A PROTEGER SU PROPIA INTIMIDAD."

http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__PT.HTM

[-10.-] CDC §984.1:

"ESTÁ TERMINANTEMENTE PROHIBIDO AL CONFESOR HACER USO, CON PERJUICIO DEL PENITENTE, DE LOS CONOCIMIENTOS ADQUIRIDOS EN LA CONFESIÓN, AUNQUE NO HAYA PELIGRO ALGUNO DE REVELACIÓN."

http://www.vatican.va/archive/ESL0020/__P3E.HTM

[-11.-] “Experiencias sobre el modo de llevar charlas fraternas”, Roma: 2001, p. 110, n. 65:

"Si se entiende bien que quien imparte la dirección espiritual es el Opus Dei, fácilmente se comprende que NO TENDRÍA SENTIDO, POR EJEMPLO, QUE AL HACER LA CHARLA FRATERNA ALGUIEN PUSIERA COMO CONDICIÓN, PARA TRATAR UN TEMA DETERMINADO, QUE QUIEN LA RECIBE SE COMPROMETIERA A “NO CONTAR A NADIE” LO QUE VA A DECIRLE; o que éste último, pensando facilitar la sinceridad, equivocadamente dijera al que hace la charla: “cuéntamelo todo y no te preocupes, porque no se lo voy a decir a nadie más” En estos casos hipotéticos, la persona que recibiera la charla dejaría de ser instrumento para hacer llegar la ayuda de la Obra: esa conversación no sería una charla fraterna de dirección espiritual"

http://www.opuslibros.org/libros/Expchfr/IV_Disposiciones.htm

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Esto es lo que hay…

El sistema está muerto. Lo sabemos por el hedor a podredumbre.
Con una Administración General del Estado a la que le llega menos del 25% de los recursos económicos, con un sistema Federal formado por 17 cantones, cada uno con su propia legislación, con una Constitución que no se cumple, y con unos partidos políticos empeñados en la disolución de España como nación y de la erradicación del cristianismo como religión, no se puede seguir adelante.
Para colmo de males, no existe separación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.
El Estado no tiene dinero para chalecos antibala de calidad para la protección de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, ni para pagar la munición de las prácticas de tiro, ni para pagar los folios en los que se escriben los atestados y las denuncias.
La administración central alemana ejecutó una ley de armonización para reclamar a los länder el dinero necesario para controlar más del 50% de los recursos económicos a disposición de las Administraciones Públicas alemanas.
La Comunidad Autónoma de la Rioja (321.702 hab., INE 2009) apenas es más grande que Hospitalet de Llobregat (264.404, padrón 2007) pero tiene un parlamento regional. Así se entiende que España tenga un número absoluto de coches oficiales superior al de los Estados Unidos.
Hay 17 leyes de costas que regulan 17 formas de edificar en las proximidades de la linea costera. Y las 17 se incumplen escrupulosamente. Hay 17 leyes de transmisión patrimonial, y 17 sistemas legales para la regulación legal de las empresas.
Al menos un tercio de los ciudadanos españoles tienen “legalmente” prohibido escolarizar a sus hijos en la lengua oficial común del Estado español. Y eso es así también en las autonomías gobernadas por el PP, como en el caso de Valencia.
No en vano, la llamada cláusula Camps no pide que se apliquen las leyes de armonización reconocidas por la Constitución para evitar el vaciado competencial del Estado español, sino aplicar automáticamente al Estatut ché todas las competencias de las que carezca pero que sean reconocidas en cualquier momento a otras autonomías.
Por último, ni Esperanza Aguirre es capaz de respetar la legalidad en el trato con los padres objetores a EpC.
Habiendo sido requerida de forma oficial sobre cuál es la situación de la objeción a EpC en Madrid, la Consejería de “hEdVkAzYoN” de Lucía Fígar, siguiendo órdenes expresas de Esperanza Aguirre, ha remitido directivas a los centros indicando cómo presionar a los alumnos para que entren en clase de EpC y cómo evaluarles, aún cuando se hayan negado a entrar en clase. Pero no ha respondido el requerimiento de los padres objetores, incumpliendo lo establecido en la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.
El Gobierno, poder Ejecutivo, controla con el sistema de mayorías por lista cerrada, al Legislativo.  Y, por medio del sistema de “cuotas”, pactado con el PP de Aznar-Michavila en el famoso “Pacto por la Justicia”, controla el poder Judicial nombrando a los miembros del Tribunal Constitucional, que se convierte en una cámara más, y a los del Consejo General del Poder Judicial quienes, a su vez, eligen a los miembros del Tribunal Supremo.
Dentro de este desastre de modelo de Estado, lo que el Rey o su hijo digan o hagan es del todo irrelevante. No es que sobren ellos. Es que no existe un modelo de Estado. Existe una amasijo competencial al que aún le pueden quedar una o dos décadas más antes de implosionar bajo el peso de los cantones nacionalistas.
Dentro de este desastre de modelo de Estado, lo que los partidos con representación en el arco parlamentario están dispuestos a hacer es del todo irrelevante, porque no están dispuestos a hacer nada útil.
Dentro de este desastre de modelo de Estado, lo que la Iglesia en España está dispuesta a hacer es seguir callando ante el clero y la jerarquía nacionalistas. Hecha la transición con Tarancón, todo está hecho ya, y no hay nada más que hacer. Y mucho menos, no hay nada que corregir. Todo se hizo bien. Punto pelota. No hay que criticar a los superiores.
No queda, pues, sino votar a otros partidos. Y para que ese cambio de voto sea significativo y tenga algún efecto -si es que alguna vez lo llega a tener- hacen falta muchos más de dos años.
Como cuando Napoleón invadió España, si los españoles de la época no hubieran defendido nuestra Nación, nadie lo hubiera hecho. Ni el Ejército.
Los Borbones corrieron a pedir mercedes a Francia. Los gobernantes buscaron su provecho personal y familiar en la nueva situación. La Iglesia se tetanizó. La Santa Inquisición española no movió ni un dedo ante el “liberal” y masón Napoleón. Pero una vez se fue, volvió a ejercer su poder ejecutando a Cayetano Ripoll por protestante. El prestigio de la Iglesia en inmensas capas sociales se desvaneció como un azucarillo.
En cataluña hay un dicho que reza “qui vulgui ser ben servit, que es faci ell mateix el llit”, que en español conocemos como “el que quiera un criado fiel, que vaya y se sirva él”.
Pues eso mismo es lo que tenemos que hacer los españoles. No podemos esperar nada de nadie.
Un saludo.
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Respuesta a Antonio.

No sé si esto solventará alguna de tus dudas:
[1.-]
a) 
"El valor dogmático del Concilio Vaticano I, puesto que es infalible, alcanza la nota más alta que puede darse…"
cfr. p. Joaquín Salaverri, S.J.
Profesor de Eclesiología y de Historia de los Dogmas en la Universidad Pontificia de Comillas. Teólogo del Concilio Vaticano II.
b)
En la p. 63 de su "Carta abierta a los católicos perpelejos" (1985), monseñor Marcel Lefebvre recordaba las palabras:
i) tanto del card. Josef Suenens:
"El Concilio Vaticano II es el 1789 en la Iglesia… Nada puede comprenderse de la Revolución Francesa, o de la Revolución Rusa si se ignora el antiguo régimen a que ellas pusieron fin… De la misma manera, en materia eclesiástica una reacción sólo se juzga en función del estado de cosas que la precedió"
ii) como del "peritus" conciliar Yves Congar:
"La Iglesia hizo pacíficamente su Revolución de Octubre [de 1917]… La declaración sobre la libertad religiosa dice materialmente lo contrario del Sílabo".
c) 
Pero aún hay más:
i) En su "Iota Unum", Romano Amerio afirma que, durante el Concilio Vaticano II, Yves Congar:
"argumenta que la Iglesia de Pío IX y Pío XII ha concluido, como si fuese católico hablar de la Iglesia de éste o de aquél Pontífice, o de la Iglesia del Vaticano II, en vez de hablar de la Iglesia universal y eterna en el Vaticano II `[Porque, durante el Conclio Vaticano II, Congar, entre otros, tenía] "como programa saltarse los siglos, como confiesa el [propio] P Congar: ‘la idea consiste en dar un salto de quince siglos’… [Se trata del] "’ressourcement’, que pretende saltarse el desarrollo histórico de la Iglesia y ‘enjamber’ (como dice el padre Congar) quince siglos".
cfr. Romano Amerio: "Iota Unum", §53 y §319.
http:/www.statveritas.com.ar/Libros/IOTA_UNUM.zip
ii) Romano Amerio publicó su "Iota Unum" en 1986. Marcel Lefebvre publicó su "Carta abierta a los católicos perplejos" en 1985. Yves Congar murió en 1995. El card. Josef Suenens murió en 1996. Ni Congar ni Suenens desmintieron nunca lo publicado por Lefebvre y Amerio. De hecho, ni ellos ni nadie las ha desmentido nunca.
Aquí presento seis vínculos sobre Romano Amerio, catedrático emérito de filosofía de la Universidad Católica del Sagrado Corazón de Milán y consultor teológico del obispo de Lugano, Angelo Giuseppe Jelmini, durante el Concilio Vaticano II:
Lefebvre admiraba "Iota Unum" hasta el punto de incluirlo como libro de lectura obligatoria en todos los seminarios de la FSSPX hasta el día de hoy. Sin embargo, Romano Amerio, autor del libro, no admiraba a Lefebvre. Creía que no debía haber desobedecido al Papa. Lefebvre, que lo sabía, no compartía la opinión de Amerio. Pero no se cansaba de alabar su libro.
El libro se puede descargar en formato Word 97 (los dos vínculos enlazan con el mismo texto):
Yo suelo guiarme por la versión inglesa:
Romano Amerio: "Iota Unum. A Study of changes in the Catholic Church in the XXth Centruy.", Kansas City: Sarto House, 2004 (1985), ISBN: 9780963903211k, 786 pp.

Es un libro muy serio, y no sólo por su extensión. Está escrito por un respetado catedrático de filosofía (http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/176565?sp=y) que fue perito del obispo de Lugano (Suiza), Angelo Giuseppe Jelmini (http://wapedia.mobi/it/Angelo_Giuseppe_Jelmini), durante sus trabajos en la Comisión Central Preparatoria del Concilio Vaticano II.
El libro sólo maneja documentación oficial o quasi-oficial de la Iglesia Católica de Roma, extraída exclusivamente de estas fuentes: Acta Apostolicae Sedis, Centro de informaziones e documentazione sociale, Enrique Denzinger: "Enchiridion Symbolorum": 1955 (http://statveritas.com.ar/Libros/Denzinger_PDF.zip), Dei Verbum, Gaudium et Spes, Humanae Vitae, Informations catholiques internationales, Lumen Gentium, l’Osservatore Romano, Optatam Totius, Patrologia Latina, Relazioni internazionalli, Sacrosantum Concilium, y Unitatis Redintegratio.
Está organizado en 42 capítulos divididos en 334 puntos. La dosis recomendable inicial para mí ha sido de 3 puntos al día. Leía más, claro. Pero no entendía nada, o no entendía lo suficiente.
Que yo sepa, nunca nadie (ni dentro ni fuera de la Iglesia) ha criticado este libro. Mucho menos, nunca nadie (ni dentro ni fuera de la Iglesia) lo ha condenado.
Las ediciones italianas, españolas, portuguesas, alemanas y francesas están todas agotadas. Ya no se encuentran ni en las librerías de lance. En algún caso, a veces aparece algún ejemplar en español. La última edición española (del 2003, ya agotada, claro) es ésta:
[2.-]
Aunque, efectivamente, "la FSSPX es una sociedad ilícita según el derecho canónico" que celebra "sacramentos ilegítimamente". Esa ilegitimidad está sujeta a un recurso que, habiendo sido presentado en forma y lugar, lleva más de treinta años esperando que se cumpla con su tramitación debida. En este caso, el silencio administrativo no prejuzga el contenido de la resolución.
[3.-]
Sin embargo, no "desobedece por sistema a la autoridad apostólica".
a)
Por eso sus seminarios reciben inspecciones de la Santa Sede. La Santa Sede es muy discreta en estos asuntos, que sólo han trascendido a causa de una homilía de monseñor Fellay en Buenos Aires con ocasión de la aprobación del "Motu Proprio".
Mons. Fellay es el encargado tanto de tramitar esas invitaciones para que se realizaran las inspecciones de los seminarios de la FSSPX, como de oír las conclusiones de los inspectores, que no siempre son los mismos ni tienen siempre los mismos superiores. Sin embargo, el resultado de esas inspecciones parece ser siempre el mismo: profesores demasiado jóvenes, libros demasiado viejos, clases demasiado atestadas.
Hasta ahora nadie ha sido capaz de responder a la pregunta ¿Qué significa "demasiado" referido a la juventud del profesorado, la antigüedad de los libros y el número de alumnos por aula?
La Santa Sede también suele ser muy puntillosa con lo que los demás dicen que ella hace o deja de hacer. Y, hasta ahora, nadie en la Santa Sede ha negado, ni oficial ni oficiosamente, las declaraciones públicas de mons. Fellay. Aún es más, si mons. Fellay hubiera mentido, seguro que alguien se habría sentido obligado a informarnos.
b)
Por otra parte, la asistencia a la misa dominical y la colaboración con las necesidades económicas de la FSSPX son formas válidas de cumplimiento tanto del precepto dominical, como del óbolo de San Pedro.
El documento fue publicado por "Una Voce" América:
Pero fue eliminado a inicios de 2009. Sin embargo, el texto todavía puede consultarse aquí:
Aún es más, respecto a este asunto todavía hay otro documento:
Cuya importancia es comentada aquí:
c)
En el mismo archivo de audio antes citado, monseñor Fellay narra una gran peregrinación de la FSSPX al Vaticano. En ella participaron más de 6.000 fieles católicos que rezaron, habiendo obtenido los premisos eclesiásticos necesarios, dentro de la basílica de San Pedro por las intenciones del Santo Padre y por la unidad de la Iglesia después de haber escuchado un sermón de mons. Fellay dentro la propia basílica. Como no cupo todo el mundo a la vez, hubo que hacer varios turnos y repetir el sermón varias veces. Mientras tanto, los que esperaban fuera rezaron varias veces el rosario en voz alta.
"A la Fraternidad -que llevó a Roma aproximadamente 6.000 peregrinos- se le concedió el libre acceso a las Basílicas romanas, incluida San Pedro, con la posibilidad de rezar y predicar; oficialmente, no se concedió el permiso para celebrar la Misa, pero en realidad Mons. Fellay -superior general de la Fraternidad– fue autorizado a celebrar la Misa en Santa María la Mayor, el 15 de agosto [de 2000](*). Y los obispos franceses hicieron lo mismo, autorizando casi en todas partes a los sacerdotes y fieles de la Fraternidad a beneficiarse de las indulgencias jubilares (**) en sus propias iglesias: así, por ejemplo, en París (para la Ascensión), en Mantes-la-Jolie (18 de junio), en Lisieux (14 de octubre), en Lourdes (29 de octubre), en Nantes, en Lyon… a menudo con la posibilidad de celebrar la Misa (***)."
*) La noticia, conocida por la mayoría, fue luego referida por Chiron en Alètheia nº 6, 19 de diciembre de 2000, pág. 1.
**) Sin embargo, en principio, los miembros de la Fraternidad, estando ‘excomulgados’, deberían ser excluidos de la posibilidad de lucrar las indulgencias…
***) Cfr. Carta a nuestros hermanos sacerdotes nº 8, diciembre 2000, Alètheia nº 6, 19 de diciembre de 2000, pág. 1.
Una imagen (8 de agosto de 2000) de los sacerdotes de la FSSPX en la plaza San Pedro, haciendo procesión para entrar en la basílica.
d)
El desgraciado asunto del nacimiento de la FSSPX tiene como causa necesaria, pero no suficiente, unos hechos cuyas consecuencias son descritas por los papas Pablo VI y Juan Pablo II:
El Papa Pablo VI, en su discurso:
i) del 7 de diciembre de 1968 (Osservatore Romano del 8) al Seminario lombardo en Roma, afirmó que:
"la Iglesia se encuentra en una hora inquieta de autocrítica o, mejor dicho, de auto demolición. Es como una inversión aguda y compleja que nadie se habría esperado después del Concilio. La Iglesia está prácticamente golpeándose a sí misma".
ii) del 29 de junio de 1972 (Osservatore Romano del 30), afirmó que:
"por alguna rendija se ha introducido el humo de Satanás en el templo de Dios… También en la Iglesia reina este estado de incertidumbre. Se creyó que después del Concilio vendría una jornada de sol para la historia de la Iglesia. Ha llegado, sin embargo, una jornada de nubes, de tempestad, de oscuridad".
iii) del 22 de noviembre de 1973 (Osservatore romano del 23), afirmó que:
"la apertura al mundo fue una verdadera invasión del pensamiento mundano en la Iglesia".
iv) del 17 de julio de 1975 (Osservatore Romano del 18), afirmó que:
"¡Basta con la disensión dentro de la Iglesia! ¡Basta con una disgregadora interpretación del pluralismo! ¡Basta con la lesión que los mismos católicos infligen a su indispensable cohesión! ¡Basta con la desobediencia calificada de libertad!".
El Papa Juan Pablo II, en su discurso del 6 de febero de 1981 (Osservatore Romano del 7), afirmó que:
"Es necesario admitir con realismo, y con profunda y atormentada sensibilidad, que los cristianos hoy, en gran parte, se sienten extraviados, confusos, perplejos, e incluso desilusionados; se han esparcido a manos llenas ideas contrastantes con la verdad revelada y enseñada desde siempre; se han propalado verdaderas y propias herejías en el campo dogmático y moral, creando dudas, confusiones, rebeliones; se ha manipulado incluso la liturgia; inmersos en el relativismo intelectual y moral, y por esto en el permisivismo, los cristianos se ven tentados por el ateísmo, el agnosticismo, el iluminismo vagamente moralista, por un cristianismo sociológico, sin dogmas definidos y sin moral objetiva".
cfr. Romano Amerio: "Iota Unum", §7 y §9.
http:/www.statveritas.com.ar/Libros/IOTA_UNUM.zip
e)
Aunque algunos acusan a la FSSPX de sedevacantismo, no creo que sea cierto. En una carta abierta a la FSSPX, el p. Jean muestra su enfado por la actuación de mons. Fellay respecto al diálogo con la Santa Sede:
"Ya que no tengo ninguna confianza en Monseñor Fellay, que cubre toda esta operación con su autoridad…"
Sin embargo, ese mismo p. Jean, que encarna la posición más radical dentro de la FSSPX, se siente obligado a defenderse de la peor calumnia de la que puede ser objeto un miembro de la FSSPX:
"Perdón por lo extenso de estas líneas, pero, que no se diga que estoy en contra de la FSSPX, que soy un sedevacantista, etc…"
[4.-]
Devoción filial a la Virgen, fidelidad al Magisterio, amor a la Iglesia, una, santa, católica y apostólica, amor al Papa, amor a la Santa Sede, rectitud de vida y situación canónica irregular: ésa es la situación a día de hoy de la FSSPX gobernada por mons. Fellay.
Por eso la FSSPX tiene tanto interés en terminar con su situación canónica irregular.
Tanto es así, que algunos de los presbíteros recién (2009) ordenados en la FSSPX decoran así las iglesias en las que celebran sus primeras Misas.
Sí: son estandartes de la Santa Sede.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Arturo Pérez Reverte: Permitidme tutearos, imbéciles (El Semanal, 8-1-2008).

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía.   De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desver güenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.  
 
Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre  es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña.   Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí est án las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque  «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.
 
Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente -recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que  «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos» .
Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente q ue estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio.  Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Pequeña bibliografía sobre Pío XII y el Pueblo de Israel durante la Segunda Guerra Mundial.

Como parece ser que todavía quedan personas que no conocen cuál fue el papel del Siervo de Dios Pío XII en relación con los judíos durante la Segunda Guerra Mundial, aquí presento una pequeña bibliografía esencial sobre el asunto:
[01.-]
David G. Dalin, rabbí:
"El mito del Papa de Hitler. Cómo Pío XII salvó a los judíos de los nazis.",
Madrid: Ciudadela Libros, 2006, 238pp, 978-84-93517-33-5.
[02.-]
Pierre Blet, S.I.:
"Pío XII y la segunda guerra mundial.",
Madrid: Cristiandad, 2004, 424pp, 978-84-70574-89-4.
[03.-] 
Vicente Cárcel Ortí, mons. & Juan Eduardo Schenk Sanchís:
"Pío XII, ¿defensor de los judíos?",
Valencia: Edicep, 2002, 256pp, 978-84-7050-684-0
[04.-]
Eugenio Zolli:
"Antes del alba: la conversión del rabino de Roma. Autobiografía.",
Madrid: Palabra, 2006, 328pp, 978-84-8239-875-4
("Before the Dawn", 1954; reprinted as "Why I Became a Catholic").
[05.-]
Pinchas Lapide:
"Los tres últimos Papas y los judíos.",
Madrid: Taurus, 1969, 978-84-306-9750-2;
"The Last Three Popes and the Jews.",
London: Souvenir Press, 1967, 384pp, 978-02-85501-97-3
[06.-]
Michael O’Carroll:
"Pius XII: Greatness Dishonoured.",
Lumen Christi Pr, 1980, 09-12414-41-3, 978-09-12414-41-6
[07.-]
Robert Graham:
"Pius XII and the Holocaust: A Reader.",
Catholic League Religious, 1988, 168pp, 09-45775-01-6, 978-09-45775-01-0
[08.-]
M. L.T. Brown:
"Eugenio: (Pope Pius XII) True Hero of the Holocaust.",
St. Andrew’s Productions, 2002, 170pp, 18-91903-29-2, 978-18-91903-29-8
[09.-]
Jose M. Sánchez:
"Pius XII and the Holocaust: Understanding the Controversy.",
Catholic University of America Press, 2002, 197pp, 08-13210-81-X, 978-0813210-81-0
[10.-]
Martin Gilbert, sir:
"The Righteous: The Unsung Heroes of the Holocaust.",
New York: Owl Books, 2004, 592pp, 978-08-05062-61-8
[11.-]
Joseph Bottum & David G. Dalin, rabbí (eds.):
"The Pius War. Responses to the Critics of Pius XII.",
Nueva York: Lexington Books, 2004, 282pp, 978-07-39109-06-9.
[12.-]
Ralph McInerny:
"The Defamation of Pius XII.",
South Bend, Indiana: St. Augustine’s Press, 2001, 224pp, 978-18-90318-66-6
[13.-]
Margherita Marchione, sor:
"Pope Pius XII: Architect for peace.",
New York: Paulist Press, 2000, 368pp, 978-08-09139-12-5
[14.-]
Margherita Marchione, sor:
"Yours Is a Precious Witness: Memoirs of Jews and Catholics in Wartime Italy.",
New York: Paulist Press, 2001, 272pp, 978-08-09140-32-9
[15.-]
Margherita Marchione, sor:
"Consensus and Controversy: Defending Pope Pius XII.",
New York, Paulist Press, 2002, 400pp, 978-08-09140-83-1
[16.-]
Margherita Marchione, sor:
"Man of Peace: Pope Pius XII.",
New York, Paulist Press, 2004, 96pp, 978-08-09142-45-3
[17.-]
Margherita Marchione, sor:
"Crusade of Charity: Pius XII And Pows 1939-1945.",
New York: Paulist Press, 2006, 304pp, 978-08-09144-20-4
[18.-]
Margherita Marchione, sor:
"Did Pope Pius XII Help the Jews?",
New York: Paulist Press, 2007, 100pp, 978-08-09144-76-1
[19.-]
Margherita Marchione, sor:
"Papa Pio XII. Un antologia di testi nel 70 anniversario dell’incoronazione.",
Libreria Editrice Vaticana: Roma, 2009
[20.-]
Ronald J. Rychlak:
"Hitler, the War, and the Pope.",
Our Sunday Visitor, 2000, 470pp, 08-79732-17-2, 978-08-79732-17-2
[21.-]
Antonio Gaspari:
"Los judíos, Pío XII y la leyenda negra.",
Barcelona: Planeta, 1999, 242pp, 978-84-08027-92-8, 84-08027-92-1, 978-95-04902-55-3, 95-04902-55-3
[22.-]
Antonio Gaspari:
"Gli ebrei salvati di Pio XII.",
Rome: Logos, 2001
[23.-]
Andrea Tornielli:
"Pio XII: Il Papa degli Ebrei.",
Casale Monferrato: Piemme, 2001
[24.-]
Alessia Falifigli:
"Salvàti dai conventi: l’aiuto della Chiesa agli ebrei di Roma durante l’occupazione nazista.",
San Paolo, 2005,167pp, 978-88-21553-05-9, 88-21553-05-1
[25.-]
Patrick J. Gallo (ed.):
"Pius XII, the Holocaust And the Revisionists: Essays.",
McFarland & Company, 2005, 226pp, 07-86423-74-9, 978-07-86423-74-3
[26.-]
Hubert Wolf:
"Papst und Teufel. Die archive des Vatikan un das Dritte Reich.",
C.H. Beck Verlag, 2008, 360pp., 978-34-06577-42-3, 34-06577-42-3
[27.-]
Michael Hesemann:
"Der Papst, der Hitler trotzte: Die Wahrheit über Pius XII.",
Sankt Ulrich Verlag, 2008, 255pp, 978-38-67440-64-6, 38-67440-64-6
[28.-]
Ronald J. Rychlak & Michael Novak:
"Righteous Gentiles: How Pius XII and the Catholic Church Saved Half a Million Jews From the Nazis.",
Spence Publishing Company, 2008, 380pp, 18-90626-60-0, 978-18-90626-60-0

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario